Comments

LA LIMPIEZA CIP DE LOS INTERCAMBIADORES DE CALOR DE PLACAS 💧

La limpieza del intercambiador de calor es un punto fundamental para la calidad de operación del mismo, ya que el ensuciamiento puede afectar tanto al rendimiento en cuanto a transferencia térmica, así como al incremento de pérdida de carga generada dentro del intercambiador.

Esto último genera un mayor coste energético y el ensuciamiento obliga a parar la producción para realizar ciclos de limpieza, o incluso a tener que abrir el intercambiador y realizar una limpieza manual.

Por la importancia del tema, vamos a analizar las claves principales para una correcta limpieza de sus intercambiadores de calor.

La limpieza CIP (Cleaning in place) es decir sin desmontar el intercambiador, está basada en cuatro puntos fundamentales:

  • Caudal de limpieza
  • Naturaleza y concentración de las soluciones de limpieza
  • Temperatura de las soluciones
  • Tiempo de actuación de la limpieza

El resultado final es una combinación conjunta de los cuatro factores, no debiendo fallar ninguno de ellos si queremos tener un resultado satisfactorio.

Caudal de limpieza

El caudal de limpieza se encarga de la limpieza mecánica de las placas, siendo el responsable de arrastrar las partículas depositadas sobre todo en los puntos de contacto entre las placas, así como de arrancar de la placa la suciedad acumulada, gracias a la turbulencia generada en el interior de los canales.

limpieza mecánica de las placas
limpieza mecánica de las placas

Naturaleza y concentración de las soluciones de limpieza

Si los productos de limpieza no son adecuados para la naturaleza del ensuciamiento que presentan las placas o no están a las concentraciones adecuadas, la limpieza química no se genera.

Es fundamental que los agentes de limpieza utilizados y sus concentraciones, estén perfectamente diseñados y controlados durante el proceso de limpieza.

Temperatura de las soluciones de limpieza

El factor temperatura es de vital importancia en la mayoría de los casos, afectando tanto a la eficiencia del ataque químico de los productos de limpieza como a la facilidad de movilizar deposiciones en las placas.

Es un factor que debe ser perfectamente diseñado y controlado durante todo el tiempo de limpieza.

Tiempo de actuación de la limpieza

Otro factor determinante en el proceso de limpieza.

La limpieza CIP implica una recirculación de las soluciones de limpieza a través del intercambiador y aunque tengamos todo el resto de factores perfectamente controlados, si el tiempo de limpieza no es correcto, la limpieza no será buena.

En definitiva, una correcta limpieza de los intercambiadores de calor depende de un proceso equilibrado de los 4 factores anteriores.

El diseño del intercambiador es muy importante a la hora de conseguir una disminución del ensuciamiento durante el funcionamiento del intercambiador, así como que la limpieza se pueda realizar correctamente una vez que se ha ensuciado.

Hay muchos factores que controlar al diseñar el intercambiador, como cantidad de puntos de contacto entre placas, separación entre las mismas, velocidad de los fluidos en las vías, etc.

Finalmente es muy frecuente, sobre todo en el sector de la alimentación, el uso de desinfectantes al final el proceso de limpieza.

Con estos productos hay que ser especialmente cuidadosos en su elección para que no sean corrosivos para el material de las placas o que no ataquen a las juntas.

En Laygo Gaskets somos especialistas en el diseño de intercambiadores y podemos asesorarles sobre cualquier problema de limpieza de sus equipos, así como en los materiales de las juntas adecuados para los productos de limpieza que utilicen.

Somos especialistas en todo tipo de modelos de juntas para intercambiadores de marcas como: Tranter, Alfa Laval o Chester-Jensen, entre otros.

Modelos de Juntas para Intercambiadores Tranter
Modelos de Juntas para Intercambiadores Tranter
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *