Calentadores de vapor

La generación de vapor como fuente de energía tiene lugar gracias al uso de intercambiadores de calor a placas y de los denominados calentadores de vapor.

El agua, como sabemos, puede presentarse en forma sólida, líquida o gaseosa. Si añadimos energía térmica al agua, su temperatura aumenta hasta el punto de convertirse en vapor. La evaporación del agua requiere grandes cantidades de energía y, mientras ello se produce, tanto el agua como el vapor que se produce se mantienen siempre en la misma temperatura.

Si lo que queremos es que ese vapor se convierta también en una fuente de energía, existen una serie de intercambiadores de calor especialmente diseñados para calentar agua usando vapor industrial.

Sus principales características son un diseño único y la fuerza de las placas de acero inoxidable, además de sus juntas para intercambiador de calor a placas que pueden soportar temperaturas de hasta 180°C.

Son muchas las industrias que hacen uso de calentadores de vapor en sus procesos de fabricación. Entre ellas podemos destacar a la industria química y la industria farmacéutica.


atrás