Test de Intercambiadores de Calor

PRUEBAS DE INTEGRIDAD para sus Intercambiadores de calor

- De placas con juntas
- De placas dobles
- Tubulares


PRUEBAS CON FLUORESCEÍNA

La directiva CE 92/46 de junio de 1992, modificada por la directiva CE 94/71, define las normas sanitarias relativas a la producción de los productos alimenticios y lácteos en particular. Para hacer frente a la necesidad de evitar toda mezcla entre el producto pasteurizado y el producto entrante, se exige a los industriales que apliquen una política de prevención de riesgos. El sistema patentado PRUEBA DE INTEGRIDAD® , es un procedimiento fiable que permite un control de la no contaminación por secciones en los juegos de placas de sus intercambiadores, sin tener que proceder a su apertura. Este procedimiento le permite efectuar fácilmente un mantenimiento preventivo que responde a las últimas directivas europeas y que le protege de los costes y problemas que conllevaría una contaminación de sus productos. Sólo requiere interrumpir la producción durante unas horas, frente a los diversos días que requieren los procedimientos clásicos. Este procedimiento permite controlar de forma fiable la ausencia de contaminación de un circuito por parte del segundo. No es necesaria la apertura del intercambiador para proceder a esta prueba. El principio utilizado es el control de la posible contaminación mediante fluoresceína que circula a presión por uno de los circuitos y agua de la red a baja presión que circula por el segundo circuito. Se toman unas muestras que se controlan mediante un fluorómetro (unidad de medida en ppb.) para poder comprobar la estabilización o la evolución del agua. Ello permite proceder a la prueba en condiciones reales de uso y prevenir cualquier riesgo de deterioro de placa posterior al control, por ejemplo durante el montaje.